Nota de prensa


16/04/2010
ASEBIO se adhiere al manifiesto ANOVE
La biotecnología es una herramienta útil en la agroalimentación.La seguridad de los cultivos biotecnológicos está garantizada por la evaluación científica realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y por otras agencias de otros países.
 
Madrid, 16 de abril de 2010. La Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) se ha adherido al manifiesto de asociaciones liderado por la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), que defiende el uso de la biotecnología en la agricultura.
Otras asociaciones firmantes del manifiesto son la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), la Unión de pequeños agricultores y ganaderos (UPA-Andalucía), la Asociación de Agricultores Probiotecnología (PRObio), la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (AACCU-CEACCU Madrid), la Asociación General de Productores de Maíz de España (AGPME), la Asociación Nacional de Comerciantes de Ganado Porcino (ANCOPORC), la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR), la Fundación Antama, la Asociación Española de Productores de Huevos (ASHEPRU), la Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (ASOPROVAC), la Asociación de Empresas Biotecnológicas de la Comunidad Valenciana (BIOVAL), la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para animales (CESFAC) y la Sociedad Española de Biotecnología (SEBIOT).
Dicho manifiesto demuestra que la biotecnología agrícola es una potente herramienta que, en sus 14 años de historia, ha aportado enormes beneficios sociales, medioambientales y económicos. Desde sus comienzos, casi 1.000 millones de hectáreas han sido sembradas con cultivos biotecnológicos -134 millones de hectáreas sembradas sólo en 2009-, año en el que 14 millones de agricultores de 25 países, 90% de ellos pequeños agricultores de países como India o China, han podido mejorar su calidad de vida gracias a los ingresos adicionales que han obtenido por la reducción de costes y por la producción incrementada de sus cosechas (44.000 millones de dólares adicionales obtenidos por los agricultores
desde 1996 a 2007). En muchos casos, esto implica superar una agricultura de mera subsistencia y evitar el hambre.
Sólo hasta 2007, los ingresos adicionales percibidos por los agricultores gracias a los cultivos biotecnológicos ascendieron a más de 32.000 millones de euros.
Entre los beneficios que aporta la biotecnología agrícola al medioambiente y a la sociedad se encuentran la reducción en la huella ecológica por el descenso en el uso de pesticidas (reducción en 359.000 tm de ingrediente activo desde 1996 a 2007); una disminución del 17,2% en el Coeficiente de Impacto Ambiental; la mitigación del cambio climático por la reducción del consumo de combustibles (1.800 millones de litros hasta 2008) y de las emisiones de CO2 (reducción en 14,76 millones de tm de CO2).
Los cultivos modificados genéticamente sólo son autorizados por organismos como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria bajo estrictos criterios científicos, en los que se ha demostrado que no hay evidencia de riesgos para los consumidores por el consumo de alimentos y piensos derivados de los mismos. En 14 años de cultivos transgénicos en todo el mundo no se ha producido ningún caso de problemas para la salud ni leve ni grave. Según los últimos resultados del Eurobarómetro, el 77% de los ciudadanos europeos son favorables al uso de la biotecnología en la agricultura.
Este manifiesto se une al de ASEBIO de julio de 2009, denominado Declaración de Académicos, Científicos, y Técnicos relacionados con la Agricultura sobre las aplicaciones de la biotecnología en la mejora de plantas, ante los objetivos de alcanzar una economía más sostenible. El manifiesto se encuentra en la página web http://www.asebio.com.
Este documento es la continuación del que se elaboró en el año 2007 coincidiendo con la proclamación de 2007 como Año de la Ciencia en España. A este manifiesto “Ciencia, progreso y medio ambiente”, se adhirieron más de 120 científicos españoles. Entre los firmantes destacaba investigadores de la talla de Margarita Salas, Juan Carlos Izpisua y Santiago Grisolía, miembros de Reales Academias científicas, numerosos catedráticos universitarios y varios directores de centros de investigación del CSIC.
Ya que desde ASEBIO consideramos la formación una de las herramientas fundamentales para impulsar el desarrollo de este país, hemos colaborado con la Asociación Nacional de Editoriales de Libros y Materiales de Enseñanza (ANELE) para apoyar la difusión en los libros de texto de ciertas informaciones importantes relativas a los cultivos modificados genéticamente.

El Grupo de Trabajo de Agricultura de ASEBIO ha elaborado un documento, revisado por Emilio Muñoz, Presidente del Comité Científico de ASEBIO y por la Junta Directiva de la Sociedad Española de Biotecnología (SEBIOT), relativo a los contenidos sobre los cultivos modificados genéticamente en la Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato. La elaboración de este documento viene motivada tras detectar desde ASEBIO que en los contenidos de algunos libros de texto, no se recogen las distintas regulaciones actualizadas que deben seguir los cultivos modificados genéticamente antes y después de su autorización, así como los procedimientos que se siguen para su obtención. El documento se ha distribuido entre las distintas editoriales españolas que elaboran los libros de texto y está disponible en la página web de ASEBIO: http://www.asebio.com/grupos/INDEX.CFM?accion=detalle&gid=1012

Para más información:
Lucía Cecilia
Responsable de Comunicación de ASEBIO
Tfno. + 34 91 2109374/10
Fax. +34 91 2500063
Móvil: 663 117 293
e-mail: lcecilia@asebio.com
 
 
 
 
Permalink  
 
Desarrollado por Web4Bio