Socios

El Papel de la Biotecnología en la Bioeconomía Circular

#VozBiotech | España lidera un esfuerzo aprovechando la biotecnología para transformar residuos en recursos valiosos y respaldando proyectos de investigación e innovación de gran envergadura.

inia-voz-biotech-asebio
Andrés Pascual Vidal, Director de Innovación
Bioeconomía
Economía circular

La bioeconomía es un modelo económico y social más sostenible donde la innovación basada en biotecnología juega un papel imprescindible. En una bioeconomía circular, los recursos biológicos son renovables, gestionados de manera sostenible, recuperados y reutilizados en la medida de lo posible. Poner en práctica un modelo de este tipo requiere nuevas formas de colaboración y nuevas cadenas de valor. La razón radica en la naturaleza de la bioeconomía, donde muchos actores de diferentes sectores de la bioeconomía como el agroalimentario, papel y cartón, textil, madera y mueble, químico, plástico, cosmético, medio ambiente, etc. necesitan trabajar juntos, aunque a menudo no están acostumbrados a ello. 

La bioeconomía es fundamental para la descarbonización de nuestra sociedad y en la creación de ciclos de carbono sostenibles. Esta oportunidad se encuentra actualmente infrautilizada y podría desarrollarse con el uso de diversos recursos biológicos renovables, incluyendo biomasas alternativas, algas, microorganismos, residuos biológicos, CO2, entre otras.  Materias primas para producir alimentos como opción prioritaria ante los desafíos en sostenibilidad de este sector, pero también, y con un enfoque en cascada, proporcionar a la sociedad nuevos biomateriales o productos químicos bio-basados.  

La bioeconomía permite una economía verdaderamente circular y neutral en carbono al asegurar que el carbono renovable se mantenga en el ciclo a lo largo de toda la vida del producto, pudiendo ser reciclado nuevamente o devuelto al suelo. La bioeconomía circular está en constante innovación para fabricar y reciclar productos de base biológica de manera más eficiente, lo que a su vez impulsa la economía verde en la Unión Europea.  

En este contexto, la biotecnología se presenta como una de las palancas más poderosas para impulsar la innovación en la bioeconomía circular, y España está a la vanguardia de este enfoque. La biotecnología está siendo aprovechada para transformar residuos orgánicos agroalimentarios en nuevos bioproductos de alto valor. Fermentación, procesos enzimáticos, biología sintética, ingeniería genética y edición genómica, están revolucionando la forma en que diseñamos organismos y procesos para la producción sostenible de alimentos, materiales como bioplásticos, ácidos carboxílicos y muchos productos químicos, así como biocombustibles de segunda generación. La biotecnología es fundamental en los enfoques de biorrefinería, que convierten biomasa en varios productos bio-basados de manera eficiente tal como se transforman el petróleo y el gas en las refinerías tradicionales. 

España ostenta una posición de liderazgo en proyectos de investigación e innovación sobre bioeconomía circular en Europa en programas como Horizon Europe y particularmente en los del partenariado público privado Circular BioEconomy Joint Undertaking. En este sentido, desde AINIA venimos dinamizando varios grandes proyectos europeos de biorrefinería tan destacados como el proyecto URBIOFIN, ya finalizado, en el que demostramos la viabilidad de nuevas cadenas de valor a partir de la fracción orgánica de residuos urbanos, el proyecto CHEERS, en curso, junto a Mahou San Miguel, para la demostración de una biorrefinería de subproductos de la cerveza y CO2, o el proyecto MIX MATTERS, recientemente iniciado, en el que demostraremos un sistema de aprovechamiento de fruta perdida de mercados mayoristas e industrias agroalimentarias.  

Por último, también estamos comprometidos con el emprendimiento y la innovación abierta en la bioeconomía circular. En este sentido, AINIA y el MAPAN acabamos de lanzar el programa StartBEC que tiene como objetivo principal dar un impulso tecnológico a startups españolas de bioeconomía y a nuevas cadenas de valor. Este programa brinda a las startups la oportunidad de aprovechar la biotecnología y la innovación para llevar al mercado productos bio-basados innovadores de alto valor añadido, contribuyendo así a la economía circular. 

En resumen, bioeconomía y la biotecnología se entrelazan en una búsqueda compartida hacia una economía más sostenible. La colaboración y la innovación son esenciales para desarrollar todo el potencial de una bioeconomía circular. España lidera este esfuerzo, aprovechando la biotecnología para transformar residuos en recursos valiosos y respaldando proyectos de investigación e innovación de gran envergadura, como CHEERS y MIXMATTER. Además, el compromiso con el emprendimiento y la innovación abierta se refleja en el programa StartBEC, que impulsa tecnológicamente a startups de bioeconomía y abre nuevas oportunidades en la economía circular. La bioeconomía y la biotecnología desempeñan un papel fundamental en el camino hacia una sociedad más sostenible y con una menor huella de carbono.