El 60% de los matriculados universitarios en biotecnología son mujeres

La biotecnología es el primer sector industrial en porcentaje de mujeres investigadoras, y el segundo en mujeres trabajando en actividades de I+D

AseBio
portada

La biotecnología ha estado a la altura y ha dado respuesta a la mayor crisis sanitaria vivida hasta ahora. Detrás de todo este despliegue de la ciencia y la innovación, hay muchas mujeres trabajando y liderando para encontrar soluciones al presente y los futuros retos del planeta. Las mujeres, en el sector biotech, representan el 60% del personal en I+D, el 55% de investigadoras y el 60% de matriculados en carreras biotecnológicas —por encima de otras áreas como las matemáticas (15%), o la ingeniería y la informática (25%)—. En otras industrias, esta cifra no alcanza ni siquiera el 41%. Todo indica que la biotecnología se sitúa a la cabeza de otras industrias dónde, todavía, la mujer está infrarrepresentada. Es la primera industria con mayor porcentaje de investigadoras y la segunda en mujeres trabajando en actividades de I+D, después del sector farmacéutico, según el Informe AseBio.  

La Asociación Española de Bioempresas (AseBio), con motivo del 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, da voz a las mujeres del sector, de todas las áreas y de toda España para recordar, que el talento de las mujeres está aportando excelentes resultados a desafíos como el envejecimiento, la transición verde o la emergencia sanitaria. Sin embargo, pese a la gran participación de mujeres en el sector biotecnológico, tan solo un 20% de los CEOs de las compañías de AseBio son mujeres. 

Un total de 10 mujeres han explicado estas dos semanas, en el marco de El testimonio de 10 #MujeresBiotech en pandemia, las barreras, obstáculos y motivaciones de su carrera en ciencia e innovación en el sector biotecnológico, porque como señala Ana Polanco, presidenta de AseBio “ahora más que nunca, no podemos permitirnos desaprovechar ni un solo ápice del talento, se lo debemos a las generaciones futuras que queremos encuentren inspiración en las excelentes profesionales de hoy”.

Olga Rué, CEO de Archivel Farma, empresa involucrada en el desarrollo de la vacuna RUTI para la tuberculosis —que también podría ser útil para luchar contra la COVID-19, empezaría a cambiar las cosas desde las edades tempranas para borrar todos los tabúes y estereotipos que manchan la imagen de la mujer en la ciencia: "Hay que enseñar a las niñas que las profesiones no tienen género. Hay que crear el efecto de curiosidad, no el del miedo."

Muchas de las mujeres entrevistadas por AseBio han reiterado que una empresa con igualdad de género en los puestos directivos tiene mejores resultados. Una de ellas es Clara Campàs, socia directora y cofundadora de Asabys Partners, un fondo de inversión con sede en Barcelona, que trabaja a diario en un área “de hombres”: “Una empresa donde hay paridad, pero a la vez más diversidad de culturas y formaciones, funciona mejor. un equipo solo de hombres me preocupa al igual que uno solo de mujeres”.

Consciente de que cambiar las mentalidades requiere tiempo, Adriana Casillas, CEO y co-fundadora de Tebrio, considera que es crucial tratar el tema con naturalidad. Para ella, el futuro está muy claro y la manera de alcanzar la equidad, también: “Creo que antes de pensar en estrategias, lo primero que tenemos que hacer es comenzar a pensar de otra manera. Las empresas que no hagan eso, son las que se quedarán atrás”.

En línea con todas las expertas, María Montoya, investigadora y líder del grupo de inmunología viral del CIB-CSIC (Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas), insiste en que “no debemos ignorar a mujeres que pueden tener ideas vitales para salir de esta pandemia”. Para concluir, la experta asegura que es un problema común en que toda Europa —por no decir todo el planeta— se tiene que poner manos a la obra.

Datos de contacto

Agathe Cortes
Responsable de Comunicación y Contenido
acortes@asebio.com      663.117.293