AseBio

"En este negocio, uno nunca deja de ser científico"



Asistentes y patrocinadores del AseBio Investor Day 2022 que se celebra en tan solos dos días, nos dan las algunas claves para montar una empresa ‘biotech’ desde la academia

 

carlos buesa
Agathe Cortes
Madrid
Internacional
Financiación
Corporativo

En la foto: Carlos Buesa, CEO de Oryzon

España es segunda potencial mundial en ensayos clínicos y a nadie le cabe duda de que su ciencia es de las más sólidas que existe. Sin embargo, convertir esas investigaciones en industria es un reto diario del sector biotecnológico español. El AseBio Investor Day, que se celebra en un par de días en Madrid, reúne a los principales actores europeos para tratar de convertir ese desafío en una realidad recurrente: que la ciencia llegue al mercado en soluciones para mejorar la vida de las personas y del planeta.

Más de 50 inversores de toda Europa estarán en Madrid para conocer los proyectos innovadores de la biotecnología española, algunos a punto de nacer, otros germinando y los más avanzados, que están ya a las puertas del mercado. “Este tipo de eventos es muy importante porque el ecosistema español necesita florecer y mantenerse. Las oportunidades de inversión llegan a través de estos canales”, cuenta Joël Jean-Mairet, managing partner de Ysios Capital, bronze sponsor del AseBio Investor Day 2022.

Ciencia y diálogo: los primeros indispensables para crear tu ‘biotech’

Para apoyar proyectos que nacen en la academia, desde Ysios tienen claro que la clave es empezar desde un diálogo fundamentado en ciencia y desarrollo para ayudar a la empresa naciente a construir su plan a medio y largo plazo. “Creo que es algo muy importante que todos los inversores deberían hacer ya que añade valor y siembra de cara al futuro”, añade el experto que montó también su empresa, recién doctorado en Zurich (Suiza) y que consiguió vender tras cuatro años por 235 millones de francos.

El fondo de capital riesgo, que comenzó su actividad en 2008, ya ha levantado más de 400 millones de euros y llevado 14 productos al mercado. El consejo principal de Jean-Mairet es que “alguien que tiene inquietud por montar una empresa debe preocuparse por la biología que le acompaña, que haya un aspecto diferencial”. Cuenta que desde Ysios ven oportunidades de todo tipo y en particular unas que consideran “tiernas”, conocidas en inglés como pre-seed rounds (proyectos incipientes). “Intentamos llegar al detalle y definir experimentos junto con los emprendedores que consideramos clave. Aportamos mucho know-how y ayudar a que el proyecto coja forma".  

Comunicación y tejido industrial: dos carencias prioritarias

Carlos Buesa, director general de Oryzon, se lanzó con su grupo de investigación de la universidad y creó hace 22 años su empresa, cuando “la comunidad era débil y escasa y dónde todos sabíamos muchísimo menos”. Hoy la compañía cotiza en bolsa. Pero los aprendizajes fueron varios. El experto, que destaca que en este negocio, uno nunca deja de ser científico, pone de relieve la importancia de la comunicación. Con el público en general y con el mundo financiero en particular. Para él esta capacidad “lo es todo” en esta industria porque para llevar más allá una empresa, como científico e investigador, “no puedes ser ajeno al ecosistema inversor, porque si no nadie invierte en ti”. 

En definitiva, es crucial entender ese vocabulario, la manera de expresarse y entender cómo aquellos que pueden impulsar tu proyecto hasta convertirlo en productos perciben los mensajes y adaptar el tuyo. “Es importante tener esa visión, los esquemas financieros, regulatorios y competitivos de esta industria y tener claro que es un sector muy abierto y global”, puntúa.

Otro punto en el que tenemos que trabajar como es el de la financiación para consolidar el tejido industrial. ¿Qué ocurre? El sector biotecnológico tiene una complejidad infranqueable: “Montamos empresas que no empiezan a facturar el primer día y que tienen una llegada al mercado de ciclo largo. Esto, en todos los países del mundo se financia con excedentes de ahorro y mecanismos de inversión, fondos que tienen unas facilidades fiscales para invertir en este tipo de proyectos”. En España todavía queda camino.

joel

En la foto: Joel Jean-Mairet, socio fundador de Ysios Capital

Por su lado, Jean-Mairet confía que no es un fallo de nuestro país, sino que el grado de madurez del ecosistema es menor y que se puede trabajar sobre ello. La evolución en los últimos 10 años ha sido muy favorable, según el socio fundador de Ysios. “Si comparamos lo que es hoy el ecosistema con lo que era hace diez años no tiene nada que ver. Hoy en día ya anunciamos rondas grandes, hemos vendido empresas, se han vendido productos al mercado made in Spain….”. Pero esto no quita que haya que seguir fomentando el emprendimiento, facilitando el arraigo y la atracción de talento internacional.

Innovación, desarrollo e inversión: un triángulo virtuoso

Firmas como PwC, platinum sponsor del AseBio Investor Day 2022, ven ahí una oportunidad sin precedentes para poder impulsar un sector innovador que tiene tanto futuro y tanto que ofrecer. Leticia Rodriguez Vadillo, Socia responsable de Retail, Consumo y Salud en PwC España, explica que llevan un tiempo observando lo particular que es el mundo de la biotecnología. Para ellos, para ser un buen asesor, hace falta tener un entendimiento de la singularidad de este tipo de compañías para acercarse a ellas con planteamientos muy adaptados a lo que necesitan. “El potencial de la industria de la biotecnología, desde un punto de vista de innovación, crecimiento y relevancia estratégica, es muy grande y por ello es un sector por el que queremos apostar y con una visión a largo plazo”, asegura.

Para acercarse a la ciencia y tratar de convertirla en industria, la entidad empieza por un clima de confianza: “hay que entender la compañía y en qué ciclo de vida se encuentra para trabajar con acciones ágiles y dirigidas”, comienza la experta. Es importante para ellos que ambas partes entiendan que es “un viaje” que va a llevar a la comercialización y crecimiento de la compañía. “También queremos ser una especie de conector entre la biotecnología, los inversores y la industria farmacéutica. Ser un poco el pegamento y el acelerador de ese triangulo virtuoso. Un compañero…”, sigue.

Para concluir, Rodriguez Vadillo recuerda que muchas veces una industria no es sólo su tamaño sino su importancia estratégica. Para PwC, con una fuerte presencia en el sector salud, posicionarse como una compañía que quiere entender mucho mejor el sector es una extensión natural. “Queremos acompañar en ese viaje a todas las empresas y queremos contribuir a que muchas más compañías tengan éxito para llevar la ciencia a la comercialización y para eso tenemos que hacer un ejercicio de foco, inversión y estar cerca de las compañías. El AseBio Investor Day será crucial para ello”, finaliza.

Los tres entrevistados protagonizarán una mesa redonda en el AseBio Investor Day 2022 llamada “Del mundo académico a la industria: lecciones aprendidas al crear una empresa biotecnológica de éxito”, estee mimo jueves en Madrid (España). Puedes ver el programa completo aquí